10 consejos para no engordar en estas vacaciones

¡Esta Navidad los únicos gordos van a ser el de la lotería y Santa Claus!

Creo que es tiempo de cambiar la mentalidad de “me dedico a comer y beber, me pongo como una pelota y en enero me meto al gimnasio y me pongo a dieta”. Esta mentalidad lo único que hace es que cada año tengas más kilos acumulados. ¿Por qué? Porque llega enero y encuentras otra excusa para no hacer un cambio. Te suena el “es fin de semana y me dedico a comer, a tomar y el lunes me pongo a dieta”. Así pasan los años y cada vez tienes más kilos acumulados. Tenemos que dejar de ver las cosas

desde el punto de “después lo hago” y más bien hacerlo ahora.

No pasa nada si un día o dos a la semana comes mal, ya que si llevas un estilo de vida sano, tu cuerpo podrá recuperarse. Otra cosa es que estés 2 meses comiendo muy mal con la justificación de que es Navidad. Los días festivos son el 24-25, 31-1 y 5, no del 20 de noviembre al 20 de enero.

A continuación te doy unos consejos para que en estas fiestas no te quede grasa acumulada como recuerdo navideño.  No obstante, estos consejos realmente son hábitos que debes adoptar para siempre (claro, dándote caprichos de vez en cuando, ya que la vida también está hecha para disfrutar).

1- Pon atención a las porciones. Muchas veces ya estamos satisfechos pero seguimos comiendo porque la comida esta ahí o porque nos servimos mucho. Sírvete porciones pequeñas, come despacio, mastica y date cuenta cuando ya estés

satisfecho.

2- Nunca llegues a una cena con hambre. Recomiendo que comas algo antes de ir a tu

evento. Puede ser una manzana con mantequilla de cacahuate (maní), una tortita de arroz con mantequilla de almendra o frutos secos y una pieza de fruta. Esto hará que cuando te sientes en la cena no te comas toda la canasta de pan y pidas mucho porque tienes hambre.

3- MANTENTE ALEJADO DEL PAN. Pídele al camarero que no te lo sirva, es decir, que

se lleve la canasta. El pan es un hidrato de carbono simple que se convertirá en grasa.

4- Cuidado con el postre. Pide un postre para compartir y nada mas pruébalo, esto

hará que se te quite el antojo. O, aún mejor, si puedes evita el postre, ya que es azúcar que se convertirá en grasa.

5- Bebe agua. Muchas veces cuando sentimos hambre es en realidad sed.

6- Cuidado con el alcohol, no puede ser utilizado como energía, así que si o si será

guardado como grasa. El vino tinto es lo más sano. Si vas a tomar whisky, vodka o

algún alcohol más fuerte mézclalo con agua en vez de con refresco. Por cada copa

de alcohol toma una de agua y así al final de la noche habrás bebido menos alcohol.

7- No rompas tu rutina de ejercicio.  Ten una vida activa y así quemarás las calorías

extras y mantendrás activo tu metabolismo.

8- Trata de comer mucha ensalada para que la fibra de los vegetales te haga sentir

satisfecho.

9- No comas nada frito. Estos alimentos están cargados de calorías y, además, son muy dañinos para tu salud.

10- En lugar de sólo centrarte en la comida, céntrate en pasar tiempo con la familia, en divertirte y en dar gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*