1434368870238_Screenshots

Para: 

By me & Rosana and Silvia Pérez

 Buenos días a todos! Ya estamos de vuelta del finde y cómo no hay nada mejor que empezar un martes aprendiendo un poco más sobre cómo cuidarnos y por qué hacerlo, hoy Bea nos ha preparado un post para vosotros que cuenta una historia que vivió mientras ella estaba en Reino Unido. Os hará ver las cosas desde otro punto de vista.

1434370229866_Screenshots
————————————————————————————————————–

 

Mientras estudiaba en Londres me encontré con el caso de Jane Roe* que pesaba 209kg con tan solo 15 años, ella era la adolescente con más sobrepeso de toda Inglaterra. Consumiendo de 8 a 12 mil calorías diarias no sorprende mucho que llegara a tener ese peso. El problema al que se enfrentaba esta niña junto con otros miles de millones de personas es que no se daba cuenta que no era su decisión comer o no comer ciertos alimentas, de hecho le habían robado el libre albedrío para decidir que poner en su boca. No había manera de que esta pobre y desesperada niña genuinamente escogiera  comer la cantidad y calidad de alimentos que consumía. Sí realmente fuera libre de escoger qué comer estoy segura que simplemente pararía de comer basura y comería más frutas y verduras no creen?  Los médicos le decían que  podía morir en cualquier instante pero esto a ella le  sonaba claro y evidente  y contestaba: “ Ya lo sé!” De hecho entre más se lo decían más comía. Decirle a alguien como Jane que va a morir por lo que come no le ayudará lo único que se logrará es que le de más ansiedad y coma más, ¿Por qué? Porque la adicción y la lógica no van de la mano. Cuando entrevistaron a esta niña su contestación fue “Cuando me veo en el espejo me siento triste y me voy a mi cuarto llorar. Yo se que es culpa mía pero parar de comer me es muy difícil”.

1434369532844_Screenshots1434370673806_Screenshots

Sí lo piensas, dejar de comer manzanas, uvas, sardinas y espinacas no presenta ningún reto  ni para ella, ni para ninguno de nosotros. Por mas que nos gusten dichos alimentos sin problema podemos parar ¿Por qué? Porque no son alimentos adictivos y no crean un vacío ni reacciones compulsivas en el cuerpo sino que genuinamente nutren al cuerpo humano. Jane continuó diciendo: “La comida es una droga, algunos escogen heroína yo escogí la comida y me está matando. Sin embargo , no puedo parar”.

1434370721496_Screenshots
1434370971835_Screenshots

Ese es el punto, nadie escoge ser adicto al alcohol o al juego como nadie escoge estar “enganchado” con ciertos alimentos. Mientras mas intentes llenar un vacío con las misma sustancia que lo genera más grande y profundo será. Lo que le sucedió a esta niña es que  su vacío  tiene un tamaño enorme y lo único que ella piensa que le proporcionaba algún tipo de satisfacción era una cantidad enorme de lo mismo que le generaba el vacío, el azúcar y alimentos procesados.


1434371172972_Screenshots

Esto se traduce a millones de personas altamente inteligentes que saben que comer ciertos alimentos les hace mal, saben que engordan, saben que son nocivos para la salud, saben que les hará sentir mal y aún sabiendo todo esto se los comen. Sí tu médico te dijera  que las manzanas causan cáncer, engordan, te robaran energía y belleza simplemente dejarás de comer manzanas, sin ningún problema.  Sin embargo hay ciertos alimentos que sabemos que son altamente novicios para nuestra salud y no podemos dejarlos, buscamos excusas y al final decimos “Yo no los dejo, la vida es demasiado corta y tengo que disfrutarla”.¿Cómo puede ser que la especie más inteligente del planeta no pueda hacer algo tan sencillo como dejar de comer cierto tipo de alimentos? La respuesta es muy sencilla: porque no conocemos la naturaleza de la trampa en la que nos encontramos.

1434371093209_Screenshots

Pongámonos más claro, si a mi me gustan los plátanos y tuviera que restringir mi ingesta de plátanos con ayuda de mi fuerza de voluntad querría decir que tengo un problema y estoy “enganchada” con los plátanos. Cualquier cosa o alimento que tengas que restringir y controlar  con fuerza de voluntad te esta controlando a ti. Piénsalo, ¿Tienes que restringir y usar la fuerza de voluntad para no llenarte de zanahorias? NO!! Porque las zanahorias nos contienen componentes adictivos y no generan cambios fisiológicos en el cuerpo que te hacen querer comer más y más.

Tenemos que estar conscientes que nos encontramos atrapados dentro de una estrategia muy elaborada que se basa en campañas multimillonarias de marketing que nos han condicionado desde pequeños a pensar que ciertos alimentos son divertidos, “cool” y necesarios. Esta estrategia de marketing va de la mano de alimentos  cargados de químicos que hacen que te gusten mucho y generan cambios en el cuerpo para que produzcan una gratificación instantánea pero  que al final que te harán sentir vacío y insatisfecho. Cosa que quieres cambiar  y llenar con más de los mismos alimentos.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, el negocio de la comida, como cualquier otro negocio dentro de este mundo capitalista,  simplemente quiere vender más,incrementar sus ganancias, reportarle a sus inversionistasen Wall Street y continuar creciendo como empresa. La realidad es que este tipo de empresas están aquí para vender, no paracuidar de nuestra salud y el sueldo de millones de personas dependen en que se vendan dichos productos. ¿Qué es lo que buscan estas empresas? Un producto barato, que dure mucho tiempo y que tenga un efecto adictivo en los consumidores para que compren más y más. A los alimentos “basura” empaquetados y procesados ( galletas, bollería, patatas fritas, refrescos, comida rápida, etc…)    


1434371209037_Screenshots

Para vender más lo que las empresas hacen  es remover los nutrientes genuinos que traen los alimentos para crear una hambre crónica y añadirle químicos que hacen que personas inteligentes y pensantes  coman ciertas cosas que en realidad no quieren comer. Juegan con la química y el azúcar en la sangre en el cuerpo para generar antojos y ansiedad por ciertos alimentos sobre todo el azúcar.  Esta inteligente estrategia  va de la mano de grandes y caras campañas de mercadotecnia que nos bombardean para  hacernos pensar que si comemos dichos alimentos  de moda nuestra vida será feliz y completa. Por si no fuera poco desde pequeño hemos sido condicionados a pensar que estos alimentos son divertidos y nos harán populares, tienen juegos y nos regala juguetes,  lo comen y beben hasta los cantantes y las celebridades, e incluso te hacen la vida feliz. Desde la infancia estamos condicionados a pensar que el azúcar es un premio, si hacemos algo bien hay que premiarnos con un chocolate.

1434366505624_Screenshots

Todo esto se traduce a una ingeniosa trampa en la que todos hemos caído, lo mismo sucedió con el cigarro y ahora se ha desmentido a las compañías de tabaco por lo que somos conscientes de que nos hace daño, pero el tabaco por décadas uso la misma estrategia de la mercadotecnia y las compañías lograron hacernos pensar que el tabaco “molaba” y  no era dañino.

1434371368218_Screenshots

Para poder dejar de comer estos alimentos tenemos que poder ver a los ojos la estrategia y la realidad de estos alimentos sino, no podremos dejarlos.

 

Si cambias tú dieta en sí y  que no es lo mismo que ponerse a dieta (error de los grandes) no tendrás que torturarte y obsesionarte con los alimentos.  Lo que buscamos es que tu tengas la libre decisión de escoger qué comer y qué no comer. Lo que es decir, que no seas un esclavo, ni víctima de un sistema estratégicamente diseñado para hacerte comer más  y gastar tu dinero en cosas que no quieres.

1434369659536_Screenshots

Cuando yo pesaba 15kg de más tenía la misma  imagen de la gente que tomaba zumos y ensaladas era gente muy aburrida, y qué harían para divertirse, qué triste vida tendrán!  que ciega estaba … seguramente lo estaba pasando muy bien estando gorda, cansada y con una baja autoestima al verme al espejo y sentirme mal conmigo misma.Seguramente me divertía mucho al no poder ejercer control sobre los alimentos, decía: “hoy no voy a comer galletas porque estoy a dieta” para al final acabar comiéndolas y sintiéndome aún peor.  Disfrutaba de una vida donde constantemente tenía que batallar con los alimentos, donde estaba obsesionada con la comida y las dietas.  Por alguna extraña razón pensaba que si dejaba de comer ciertos alimentos basura estaría haciendo un sacrificio que daría lugar a una vida triste y miserable. Pensaba que si tomaba zumos frescos y batidos, comía alimentos saludables, transformaba mi cuerpo hacia unoque realmente me gustara y me hiciera  sentir bien conmigo misma, si recobraba mi energía y mi belleza me estaría perdiendo de algo maravilloso, tendría que hacer grandes sacrificios para lograr mi objetivo. Pero la pregunta es ¿Qué sacrificios? Creo que nunca reflexionamos esta pregunta. Cuando terminaba de comer comida basura me sentía mal física y psicológicamente.  No creo que haya mucha gente que se tome una hamburguesa de cualquier establecimiento de cadena de comida rápida, con patatas, una malteada y diga: “Qué bien me siento! Estoy orgulloso de haber comido esto…”


1434367825081_Screenshots1434369999739_Screenshots

Quiero dejar un punto claro, yo no estoy portándome bien al beber zumos ni al saltarme las hamburguesas y patatas fritas  y escoger alimentos limpios y saludables  yo escojo hacerlo!  Eso ya es mi normal, lo hago porque yo lo he elegido y quiero hacerlo. Todo esta mentalidad de portarte bien es parte de la trampa que nos han enseñado a pensar que la comida saludable es aburrida. De hecho no hay campañas que gasten miles de euros en promocionar la espinaca. Te sientes orgulloso de no meterte heroína todos los días? NO! Y sí lo hicieras quiere decir que tienes un problema con la heroína. Yo no me siento orgullosa de no ponerme hasta arriba de comida chatarra  simplemente porque no me interesa comerla, no porque no puedo sino porque no quieroYo puedo comer lo que quiera,  cuando quiera, nada mas no me interesa hacerlo porque se que es malo para mi y porque veo la realidad de estos alimentos tal cual es, una trampa estratégicamente creada para que consumamos mas y más hasta que lleguemos a estar como Jane.


1434369794728_Screenshots1434368607970_Screenshots

Lo primero que puedes hacer es tomar consciencia de que no necesitas estos alimentos para ser feliz ni para tener una vida plena. Sino que estos alimentos son los que están en tu camino para alcanzar dicho objetivo.  Estos “alimentos “ son conocidos como comida  basura ya que de entrada no son alimentos, son solo calorías vacías que harán que subas de peso, te enfermen,  envejezcas más rápido  y para que cada vez quieras comer más y más.

Una vez que sabes la naturaleza de la trampa puedes salirte de ella. Y tomar tus propias decisiones. 

Que nunca vas a volver a comer dulces y galletas? NOOOOO, puedes comerlas cuando quieras, no sucede nada si lo comes de vez en cuando. Lo que busco es que retomes  el control de tu vida  y no lo comas compulsivamente, a costa de tu fuerza de voluntad. Mi punto aquí es que no te controlen los alimentos sino que tu los controles a ellos.

1434369199187_Screenshots1434368229135_Screenshots
 + PARATODOS LOS DÍAS EN NUESTRA DIETA

DESAYUNOS / MEDIA MAÑANA:
+ Fruta, huevo, zumos sanos verdes combinados con pan integral con cereales (alemán o de centeno), frutos secos (anacardos, almendras, avellanas), tortitas de avena o arroz. Huevo

COMIDAS:

+ Ensaladas con garbanzos, quinoa, arroz salvaje, lentejas, pimientos con hortalizas (cebolla morada, aguacate, remolacha , tomate o zanahoria) limón, aceite de oliva.

MERIENDAS:

+ Fruta + té o zumos naturales. Chocolate 85%

CENAS:

+ Pescado a la plancha con verduras.

 

This Post Has 5 Comments

  1. beatriz

    Hola Beatriz, me gustaría tener una cita contigo, puedes contactarme, gracias

  2. Ruben

    Soy una persona sencilla que trabajo en mi panadería pero me gusta leer y por primera ves veo un comentario coherente desde mi humilde lugar le dejó mi felicitaciones. Pienso que me va a alludar mucho gracias.

  3. Irene

    Muy buen articulo, Me gusto muchisimo, Hay gente que piensa que es facil dejar de comer este tipo de cosas con fuerza de voluntad y si vos no sos consiente del mecanismo que te impusieron no vas a lograr dejarlo tan facil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*