LAS ACEITUNAS

shutterstock_329082494

 

Me llama mucho la atención y al mismo tiempo me genera confusión cada vez que algún español me dice que no come aceitunas porque engordan mucho. Desde hace tiempo las aceitunas se han considerado un alimento prohibido en la dieta de las personas que quieren bajar de peso, ya que debido a su alto contenido de aceites esenciales se ha decidido dejarlo de lado. Este argumento no solamente es incorrecto, sino que además, viniendo de los habitantes del mediterráneo, es un poco triste. El olivo y sus frutos son un regalo que nos hacen  los españoles al mundo, un alimento del que deberían de estar orgullosos y que ha formado parte de su cultura, siendo la base de la tan famosa y saludable dieta mediterránea. Ahora resulta que no se debe de comer aceitunas, pero sí está bien desayunar pan procesado, beber refrescos y gin tonics y comer bollería. Los españoles han subido de peso pero les aseguro que los culpables no son las tradicionales aceitunas sino el exceso de hidratos blancos y azúcar.

Todos sabemos que la dieta mediterránea es una de las dietas más saludables que existen. Y estoy de acuerdo, pero que yo sepa (corríjanme si me equivoco queridos lectores españoles) las aceitunas y el aceite de oliva siempre han sido la principal fuente de grasas saludables y el alimento estrella del mediterráneo. Las grasas son absolutamente necesarias dentro de un estilo de vida saludable y una dieta óptima. Los lípidos te ayudarán a sentirte satisfecho, son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la piel y el aparato cardiovascular. Las grasas intervienen en las funciones del sistema endocrino en cuanto a la formación y secreción de hormonas en el torrente sanguíneo. Otra función importante de los lípidos es servir como transporte para las vitaminas A, D, E y K.  Por grasas saludables me refiero a las aceitunas, el coco, el aguacate, almendras, nueces, anacardos, semillas de todo tipo y aceites crudos en moderación. No obstante, hay que limitar las grasas oxidadas cuya fuente son la bollería, las cosas fritas y la comida rápida, ya que todos estos alimentos son la mayor fuente de radicales libres que atacan nuestro cuerpo.

 

Beneficios de las aceitunas

1-A pesar de que su contenido en calorías y grasas, que podrían llegar a ser considerado como altos, lo cierto es que son ideales a la hora de rebajar los niveles de colesterol alto (especialmente el LDL), gracias a que protegen de la oxidación del colesterol malo, evitando su endurecimiento y acumulación en las arterias. Por tanto, son unos alimentos ideales para la prevención/protección frente a las enfermedades cardiovasculares.

2- Una de las frutas con mayor cantidad de minerales del planeta. Son especialmente ricas en agua y aportan a su vez vitaminas (como la vitamina A, E y vitaminas del grupo B), además de minerales (fósforo, yodo, potasio, magnesio y calcio) y antioxidantes.

3- Una de las mejores fuentes de vitamina E que existe. La vitamina E es un antioxidante particularmente potente en la lucha contra los radicales libres, el envejecimiento prematuro y la oxidación del cuerpo.

4-Es un alimento altamente saciante que nos ayudará a la hora de mantener nuestro peso, pues contiene menos calorías de lo que nos han hecho pensar. Esto, unido a su alto aporte de fibra, hará que las aceitunas ingeridas entre horas como aperitivo nos ayuden a controlar el hambre de la manera más sana posible.

5- Gracias a su alto contenido en fibra ayuda al estreñimiento y mejora la salud gastrointestinal.

6- Las aceitunas contienen mucho hierro, lo que ayuda a prevenir y mejorar problemas de anemia

7-  Contienen ácido oleico porque son ricas en esta grasa monoinsaturada, la cual posee propiedades beneficiosas para proteger el corazón.

8- Las aceitunas son un alimento alto en antioxidantes, entre los que se encuentran el oleuropeína, el hidroxitirosol, el tirosol, el ácido oleonálico, y la quercetina.

9- Uno de los alimentos clave para la belleza.

10- Se deben de consumir, como todo, en moderación y como parte de una dieta equilibrada. Lo ideal es una ración, que equivale a 5-7 aceitunas diarias. Tampoco se trata de comerte 2 botes de aceitunas todos los días.

 

Nota sobre el aceite de oliva: El aceite de oliva es maravilloso y yo lo utilizo para mis ensaladas o cuando voy a cocinar a temperaturas bajas. Sin embargo, no hay que olvidar que el aceite es el zumo de las olivas, lo que lo hace que tenga una concentración muy alta de calorías (al igual que el zumo de frutas es una concentración de azúcar). Hace poco me toco en un restaurante ver a una amiga que según ella estaba comiendo muy “light”, pidió una ensalada y sin exagerar estuvo 3 minutos vaciando el aceite de oliva y yo pensaba por dentro “esta mujer no sabe que de a gratis le acaba de agregar 700 calorías a su ensalada” a lo que voy con esto es que el consumo de aceite de olive o cualquier otro aceite debe de ser moderado por su alto aporte calórico. Es mejor utilizar otras cosas como aderezo como por ejemplo: limón, vinagre de manzana, tamari, hiervas y solamente una cucharadita de aceite de oliva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*